A padres y maestros

 

Destinatarios: niños de 8 a 10 años y sus familias. Se privilegia la simplicidad y la expresión visual, considerando a la XO como un instrumento auxiliar de las observaciones de campo.

Se estimula la observación familiar del cielo como una actividad vinculante y recreativa. Es un emprendimiento de contenido muy modesto, con intención de estimular curiosidad y avidez por descubrir nuevas constelaciones.

En "Astrónomos sin fronteras" proclaman el sentido de unidad del cielo. Observando el cielo se desvanecen fronteras y diferencias. Una humanidad, un cielo... Sentido de unidad que queremos compartir.

Daniel Gastelú.


 

Donde consultamos y se puede ampliar información.